• Daniel Raya

El encapuchado fue un importante villano de Marvel Comics - ¿Qué pasó?

El Encapuchado fue uno de los villanos más destacados de Marvel Comics durante la década de 2000, pero desde que molestó a los Vengadores, se ha vuelto bastante oscuro.

El Universo Marvel acoge no sólo a varios superhéroes clásicos, sino a otros tantos villanos diabólicos que se enfrentan a ellos. Muchos de ellos, como el Duende Verde, el Doctor Octopus, Magneto y The Kingpin son algunos de los supervillanos más icónicos de los cómics. Su popularidad ha sido bastante constante, mientras que otros villanos, como Loki, el hermano de Thor, han gozado de fama mucho más recientemente. Desgraciadamente, otro villano de éxito "reciente" sólo ha tenido una breve oportunidad de ser el centro de atención.


El Encapuchado fue un villano que debutó en un libro de Marvel para el público maduro antes de ser utilizado en varios cómics convencionales. Esto le convirtió en uno de los villanos más destacados de Marvel durante bastante tiempo, pero no impidió que se desvaneciera con la misma rapidez en la oscuridad. Su falta de apariciones en los medios tampoco le ha ayudado en este sentido. He aquí cómo El Encapuchado pasó de príncipe del crimen de Marvel a indigente de la villanía.

El encapuchado fue creado por Brian K. Vaughn, Kyle Hotz y Eric Powell, debutando en el homónimo The Hood #1. Este título formaba parte del sello MAX de Marvel, que ofrecía un contenido gráfico maduro con personajes más callejeros. El encapuchado nació como Parker Robbins, hijo de un delincuente que había trabajado para Wilson Fisk en el pasado. Al crecer y convertirse en un criminal por derecho propio, un fatídico trabajo de estafa llevó a Robbins a encontrarse con el demonio Nisanti. Tras matar aparentemente a la criatura, Robbins robó su capa y sus botas. Al descubrir que los artefactos están imbuidos de poder mágico, Robbins los utiliza para levitar y volverse invisible. Gracias a estos dones y a su mentalidad callejera, "El Encapuchado", como se conocería a Robbins, se convirtió rápidamente en una fuerza a tener en cuenta en el submundo criminal de Marvel.


El imperio de supervillanos del Encapuchado estaba compuesto por múltiples pesos pesados, todos ellos con sus propias especialidades. Entre sus filas se encontraban velocistas, científicos locos, asesinos, magos y otros cerebros criminales de Marvel, todos ellos con una lealtad comprada por el dinero inicial de Capucha. El Encapuchado y su ejército se convertirían en una enorme espina en el costado de los Vengadores, especialmente durante la etapa de Brian Michael Bendis en su libro. Este protagonismo continuaría durante grandes eventos como Invasión Secreta, Reinado Oscuro y Asedio. Lamentablemente, este tiempo en el centro de atención no duraría, incluso con The Hood formando su propia versión de los Illuminati. Al perder temporalmente su capa y sus poderes, la breve pérdida de la prenda titular de Capucha significaría el fin de su popularidad. Desde entonces, el encapuchado no ha tenido ninguna importancia real, y no parece que eso vaya a cambiar pronto.


¿Por qué se olvidó tan rápidamente a Capucha?

El encapuchado ha tenido muy pocas apariciones fuera de los cómics, y ninguna de ellas ha sido realmente importante. La mayor de ellas ha sido en videojuegos, y la más importante, la adaptación al videojuego de The Amazing Spider-Man 2, sugiere que esta versión de The Hood no tenía realmente ropa con poderes sobrenaturales. Parte de la razón de esta falta de uso en otros medios, concretamente en los dibujos animados, puede ser el hecho de que sus poderes se derivan de un demonio. Esto hace que sea un poco más difícil de usar en los dibujos animados para niños y quizás incluso en el Universo Cinematográfico de Marvel.


Hablando de lo espeluznante, The Hood está tristemente atrapado entre dos mundos temáticos. Aunque su capa y sus botas son mágicas, no es realmente un personaje basado en la magia. Desde luego, no es una amenaza para el Doctor Extraño o incluso para alguien como el místico Hermano Vudú. Por otra parte, la naturaleza mágica de sus "poderes" significa que el encapuchado podría no encajar tan bien en el mundo callejero o científico de Daredevil, The Punisher o Spider-Man. De hecho, sería un buen complemento para el justiciero lunar Moon Knight, que también camina entre los callejones de lo macabro. Sin embargo, hasta que una historia de este tipo aproveche la oportunidad de devolverle a la corriente principal, parece que The Hood será un villano que sólo fue grande en la década de 2000.