• Daniel Raya

El Joker se convierte por fin en la pesadilla que debería ser (como un velociraptor)

El Joker ha sido más una amenaza cerebral para Batman, desafiando su mente y su moral más que su cuerpo, ahora que es un dinosaurio eso cambia.

¡Advertencia! Spoilers de La Liga Jurásica #1 DC Comics


Desde que los personajes aparecieron por primera vez, Batman y el Joker han discutido más veces de las que cualquiera de ellos podría contar. Pero resulta que la versión dinosaurio del Joker es una amenaza mucho mayor de lo que podría ser la versión humana.


Con el lanzamiento de la nueva serie de DC Comics, La Liga Jurásica, de Daniel Warren Johnson y Juan Gedeón, muchos de los héroes y villanos favoritos del universo son reimaginados de forma fantástica. Flash se ha convertido en Flashraptor, Wonder Woman en Wonderdon y Superman en Supersaur. Mientras estos héroes protegen a los dinosaurios y a los humanos del mundo, también se encuentran con las versiones reptilianas de sus enemigos más clásicos, y naturalmente, eso significa que un Joker se ha levantado para atormentar a un Batman.


El Guasón de este mundo es reimaginado como un vicioso velociraptor llamado Jokerzard. En la escena inicial del libro, una versión dinosaurio de Batman (llamada Batsaur) tropieza con la cueva de Jokerzard, que se utiliza como lugar para mutilar y devorar a toneladas de humanos. Jokerzard y el dinosaurio Batman se enfrentan en una batalla despiadada que incluye mordiscos y el Joker desata una peligrosa forma de escupir ácido, similar a la toxina del Joker del universo principal. Sin embargo, la mayor revelación es que esta versión del Joker fue responsable del asesinato de los padres del Batman dinosaurio.

En el Universo DC principal, los guionistas tienen que ser creativos a la hora de formular una trama en la que el Joker desafíe a Batman de formas nuevas y únicas. Esto se debe principalmente a que Batman ha pasado años, si no décadas, entrenando su cuerpo para ser uno de los luchadores más en forma del universo DC. Del mismo modo, el Joker no lo es. En el mejor de los casos, es un lunático flaco y fuera de forma con armas y explosivos. En una pelea directa a puñetazos, el Joker no tendría ninguna posibilidad. En las mejores historias en las que el Joker vence a Batman, siempre es una pelea más cerebral que física. Pero esta versión dinosaurio del Joker es todo menos débil. Desde el momento en que ataca al Batman dinosaurio, se le ve rápido, ágil y brutalmente peligroso. Inmediatamente hunde sus dientes en el cuello de Batman y más tarde clava su garra directamente en el pecho de Batman. Y eso sin mencionar el escupitajo de ácido que ciega y quema a Batman. La versión humana del Joker nunca podría ser una amenaza física tan grande para el Cruzado de la Capa.


El hecho de que esta versión dinosaurio del Joker no sólo sea una mente retorcida, sino también un peligroso luchador, demuestra que podría ser la versión más letal del personaje.