• Daniel Raya

Por qué Marvel y DC reinician constantemente las series de cómics con el número 1

Tanto Marvel como DC lanzan repetidamente nuevos "primeros números" de sus personajes más veteranos, pero ¿es eso necesariamente algo bueno?

Tanto Marvel Comics como DC Comics albergan personajes con décadas de historia. Sus numerosos superhéroes y villanos han vivido acontecimientos históricos como la guerra de Vietnam, el ascenso y la caída de la URSS, los sucesos del 11 de septiembre y otros. La longevidad de héroes como Batman y Superman es un testimonio de su popularidad duradera independientemente de la década... entonces, ¿por qué las compañías de cómics reajustan continuamente la numeración de los números?


Personajes como los Cuatro Fantásticos, Linterna Verde o el Capitán América, entre otros, cuentan con cientos de números. La serie Amazing Spider-Man tiene más de 700 números y Action Comics y Detective Comics, hogar de Superman y Batman respectivamente, tienen más de 1000 números cada uno. Sin embargo, cada uno de los títulos mencionados anteriormente ha visto su número reajustado. El número de Amazing Spider-Man fue reajustado en 2018, mientras que Action Comics y Detective Comics vieron un reajuste masivo en 2011 junto con toda la línea de DC en la iniciativa editorial New 52. Algunos de los personajes menos populares, como Moon Knight de Marvel y Harley Quinn de DC, reajustan sus números con mucha frecuencia y, por lo tanto, no pueden lograr números de hitos.


Desde un punto de vista comercial, el razonamiento detrás de los repetidos reinicios es obvio. Los nuevos números 1 suelen venderse muy bien; en la lista actual de los diez cómics individuales más vendidos de todos los tiempos, seis de cada diez están clasificados como números 1 (el cómic más vendido de todos los tiempos, el número 1 de X-Men de 1991, vendió más de 8 millones de copias). Los nuevos lectores son más propensos a comprar un cómic si viene con la promesa de un nuevo comienzo desprovisto de continuidad compleja, y los coleccionistas son más propensos a comprar un número si promete ser valioso en el futuro (como suele ser el caso de los nuevos números 1).

El lanzamiento de nuevos números 1 también puede significar un cambio en el equipo creativo y/o en la dirección del personaje en general. Sin embargo, el repetido retroceso de los números de larga duración corre el riesgo de dejar en segundo plano el lugar que ocupa un personaje en la historia. Los aficionados a los cómics disfrutan de la larga historia de estos personajes -incluso cuando la continuidad es contradictoria- y esperan con impaciencia los números que marcan un hito (que, naturalmente, son más difíciles de conseguir si los números retroceden continuamente). DC se dio cuenta de ello poco después del Nuevo #52, y Action Comics y Detective Comics publicaron con orgullo su número 1.000 con la cifra destacada en la portada.


En general, la decisión de hacer retroceder los números, como en el caso de los Nuevos 52 de DC, es en gran medida positiva (a pesar de los errores de los Nuevos 52). Unas mejores ventas significan una mayor posibilidad de que un personaje se haga popular, lo que a su vez ayudará a los lectores a leer números que de otro modo no habrían leído. Pero tampoco hay que olvidar la larga historia de los titanes de Marvel Comics y DC Comics.