• Daniel Raya

Superman y Lois pasaron su primera Navidad comprometidos ... ¿Respondiendo correo?

Después de comprometerse, Superman hizo partícipe a Lois Lane de una tradición navideña suya: responder a las cartas que la gente enviaba a Superman en busca de ayuda.

Hoy repasamos la primera Navidad que Superman y Lois Lane pasaron juntos después de comprometerse.


Hoy, miramos "Metropolis Mailbag" de Superman # 64 de 1991 por Dan Jurgens y Jackson Guice ...


En este número, Superman le cuenta a Lois Lane un pequeño secreto ahora que conoce su identidad secreta y los dos están comprometidos para casarse. Cada año, junto con las cartas a Santa Claus, personas de todo el mundo también envían cartas a SUPERMAN. Entonces Superman visita la oficina de correos e intenta hacer lo que puede cada Navidad.


Las cartas van de lo tonto...

a lo agridulce, como la de la superviviente del Holocausto en Estados Unidos que descubre que su hermana, a la que creía muerta desde hace tiempo, está en realidad viva pero a punto de morir en una residencia de ancianos en Alemania...

Luego están las cartas brutales ante las que Superman no puede hacer nada, como la de una mujer que necesita un corazón o esta carta extremadamente triste de un niño...

Superman va a prestar algo de apoyo moral como mínimo, pero acaba siendo demasiado tarde porque el hombre ya ha muerto. El chico no perdona...

Por último, un poco de alegría navideña. El Daily Planet solía celebrar una fiesta de Navidad para los niños, pero debido a una trama ya olvidada de 1991, los trabajadores del Daily Planet estaban en huelga y, por tanto, los niños iban a ser estafados este año. Por suerte, a través de una llamada a Bruce Wayne para pedirle dinero para los regalos y luego una visita al profesor Emil Hamilton (que más tarde resultó ser un villano psicótico - oh, DC Comics, sinvergüenzas vosotros) para que le ayudara a crear un facsímil del trineo de Santa Claus, obtuvimos lo siguiente...

Un material impresionante. Un gran trabajo artístico de Guice y una historia encantadora de Jurgens. Hay una razón por la que la bolsa de correo sigue volviendo año tras año. Fue una gran idea de Jurgens.